En Manila (Filipinas) hay cementerios en donde cohabitan vivos y muertos, pero mas allá de su día a día, la intensidad de su actividad va creciendo a medida que nos acercamos al día de Todos los Santos momento en el que se produce su punto mas álgido. Y es que el día de Todos los Santos se celebra como una gran fiesta en la que se hace “participes” a los muertos.

Familiares y amigos se desplazan hasta allí y organizan grandes fiestas, con alcohol, karaokes etc., A este reencuentro con sus difuntos acuden miles y miles de personas cada año hasta desatarse la locura.

IMG_1945

Para tal ocasión los cementerios se engalanan, se limpian, se pintan y se llenan de flores y velas la noche del 31 de octubre. Así la noche de Haloween es una noche especial y festiva en la que todo visitante no quedará indiferente.

IMG_1954

IMG_1964

IMG_1948

Para muchos niños supone tener un trabajo por unas monedas con las que ayudar a sus pobres familias ya que son contratados por otros mas afortunados para limpiar y pintar las tumbas de sus difuntos. Así que lejos de ser un momento de introspección, silencio y recuerdo esta fiesta en un momento bullicioso y colorido que conlleva trabajo y oportunidades para algunos y siempre para todos momentos de reencuentros, aunque sea en la memoria.

IMG_1965

Raquel Domínguez

Octubre 2017

IMG_1966.1

1 comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *